Álbum

Chet

Este viejo álbum de fotografías guarda el recuerdo de aquel primer amor y los besos robados en la oscuridad de una sala de cine. El paso del tiempo es un caleidoscopio de paisajes, olores, perfumes y sonidos que forman el país de un pasado que nunca ha de volver, ese pasado donde la melancolía se funde con la felicidad, y la felicidad siempre va seguida de la tristeza.

Aquel amor que nunca se olvidará y que revivirá siempre en los recuerdos con la misma intensidad y quizás también, con el mismo dolor. El camino es largo y el corazón es una casa demasiado llena de recuerdos como para regresar. En este camino entre la vida y el sueño, el trayecto es a veces demasiado doloroso y ni el sueño ni la vida resultan suficientes. El corazón se queda a la intemperie y una voz parecida a la tuya invoca al fantasma de Chet Baker.

No sabemos por qué, pero de repente, un día vemos que ha entrado a formar parte de nosotros. No sabemos ni cómo ni dónde, pero ha venido a quedarse para siempre. Y por dentro todo parecen luciérnagas crepusculares y abarrotadas ciudades pobladas de seres perdedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *