Presente

image

Ahora que el presente me acuna cada noche,
más allá de la luz y con el corazón helado
estoy en esta muerte de relojes atrasados.
Tu cuerpo está detrás de las sombras que convoco,
tu nombre y tu mirada, tus abrazos ausentes.
En esta helada soledad de viajes en la noche,
de habitaciones sin sol y sin ventanas,
vuelo al recuerdo de la dulce tentación
que siempre escondes detrás de las palabras,
del amor que respiro en cada uno de tus poros,
del incendio de tu piel en cada tarde,
del alba que es verte desnuda y sin miedo de mis besos.
Como los pájaros en el otoño, como las cosas sencillas,
respiro de ti la vida que me abre los caminos
si me pierdo cuando todo tiene color muerto.
Me detengo ahora fugazmente y lloro a solas,
esperando tu regreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *