Papá

¿Por qué?
Porque había que hacerlo.
Sólo eso.
Nada más.

Escombros

Sus ojos centellearon una última vez antes de quedarse fijos en el infinito y apagarse lentamente.

El mar

Viviendo entre cuatro paredes todos los rostros terminan siendo parecidos.